Valle del Guadalquivir: Tierra de Naranjas

Su clima subtropical, protegido por Sierra Mor na, la Subbética y los Alcores, hacen un lugar idóneo para el cúltivo de muchas frutas de hueso y de los citricos.

Un lugar donde marzo se inunda con aroma de azahar y el invierno se tiñe de color naranja. Donde las calles y los campos se adornan con tan hermoso árbol. Donde las gentes obtienen el salario para vivir mejor, pues este árbol de frutos dorados no sólo es fuente de ingreso para el propietario: la poda, los tractoristas, los recolectores, los transportistas, las fábricas de confección,etc.. son beneficiarios de este árbol de la riqueza.

Recogida del día 17 de enero para nuestros amigos y clientes. Apúntate a disfrutar.

Desgraciadamente todo este tejido productivo se desvanece ante nuestros ojos. Los acuerdos de nuestros políticos con paises de Sudáfrica, Próximo Oriente y Sudamérica con sistemas de gobierno muy diferentes al nuestro y diferente legislación fitosanitaria asfixian nuestro sistema económico y desboronan la vida de miles de personas.

Las fábricas cierran, los obreros se quedan en el paro, alumbra un drama dado a la falta de preparación para buscar otro empleo, las políticas de inserción para jóvenes bloquean el acceso a las personas con mayor experiencia laboral, los impuestos suben y los ingresos bajan, los ancianos socorren a sus familias y las familias buscan desesperadas una oportunidad, el fraude se alimenta de esta desgracia y se dan contratos ridículos cuando los hay, …

La piramide laboral se desploma, los árboles se arrancan y no se sabe que sembrar, ……. es el desierto social.


¿ Cómo puede ser que una fruta se importe a la mitad del precio de costo de producción viniendo desde miles de kilómetros de otros países ?


Son nuestros Reyes Magos, porque sin duda hacen mágia y su varita se llama Europa.

Son el pulmón de las grandes y medianas superficies, que ahogan a los pequeños comerciantes con sus ofertas de Oriente y Occidente.

Nos han comprado con sus precios baratos y sus campañas de ahorro, son las sanguijuelas de Andalucia y nosotros los enfermos que cada vez estamos más débiles.

Resulta de estos son necesarias empresa extranjeras con capital desde paises donde la renta per capita nos duplica, que casi nos triplica; que viene por esa mano de obra barata, que vienen por nuestro tiempo y con cara de aliviar nuestra angustia. Son los «lobos vestidos de corderos» que no vendrian desde tan lejos si no les sirvieramos.

Para colmo nosotros somos buenos empleados y mejores clientes.

El transporte es caro, pero a ellos les salen las cuentas.

La huella ecológica tambien es importante: millones de toneladas de CO2 son lanzadas a la atmósfera libremente y a las puertas de una castastrofe climatica …. Nos da igual.

Nuestros jóvenes emigran de esta rica tierra por falta de oportunidades, por no saber cómo solucionar sus vidas. Familias enteras se van para no volver, con la añoranza de su tierra, de sus gentes, de su hogar,…

Todo ha cambiado, ….. nosotros lo hemos cambiado.

Desde nuestra iniciativa de Naranjas del Guadaquivir .com, queremos ser un oasis en el desierto, un respiro para los trabajadores que dignamente se ganan su salario y son el aire fresco a los cimientos de esta piramide donde se apoyan constructores, herreros, fontaneros, arquitectos, informáticos, aparejadores, panaderos, ferreteros, pescaderos, etc…


Ayúdenos en nuestro proyecto, con nuestros árboles purificaremos la atmósfera, el tejido social y el desierto volverá a ser un vergel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *